Criaturas mitologicas zulu

En la mitología zulú existe una pequeña y aterradora criatura, que perturba el sueño de cualquier noche tranquila en áfrica. Los Tokoloshe, son criaturas de la mitología zulú que habitan en Sudáfrica. Estas criaturas atacan mientras duermes y se dice que la razón del por qué muchas personas en la cultura zulú solían dormir con sus camas elevadas del suelo.

Los Tokoloshe son descritos físicamente en una gran variedad de formas. Una constante es su baja estatura. A veces se les describe como pequeñas criaturas humanoides (como gremlins) y otras veces se les describe como primates.

Estas criaturas son malévolas y muy peligrosas. Se dice que se arrastran a las habitaciones de las personas y causan todo tipo de estragos, desde simplemente asustarlas hasta ahorcarlas hasta la muerte con sus largos y huesudos dedos. Les gusta especialmente asustar a los niños, a menudo dejándolos con largos arañazos en el cuerpo. Una forma de mantener a raya a los Tokoloshe es poner ladrillos debajo de las patas de la cama. Esto colocaría a la persona fuera del alcance de un Tokoloshe.

Los Tokoloshes son criaturas invocadas por aquellos con poderes mágicos (como las brujas) para causar estragos y dolor en una comunidad.  Una de las maneras en que las brujas son capaces de mantenerlas dóciles es cortándoles el pelo de los ojos para que puedan ver y alimentarlas con leche cuajada.

Si un Tokoloshe sigue aterrorizando un hogar o comunidad, se convoca a un sangoma (médico brujo zulú) para exorcizar la zona y/o la casa con el uso de muti, una especie de magia tradicional practicada por el sangoma.

Pero ¿Por qué era el Tokoloshe una criatura tan terrible y aterradora? ¿Y por qué sólo atacó a los que dormían? Bueno, podría haber una razón muy real y aterradora para la creación de esta criatura.

Como se mencionó anteriormente, las camas elevadas son una forma de combatir a los Tokoloshe. Tradicionalmente, muchos sudafricanos en zonas donde el mito del Tokoloshe es  popular, dormían sobre alfombras de pasto que rodeaban una fogata para mantenerse calientes durante las frías noches de invierno. Sin embargo, a veces se encontraban personas sanas muertas por la mañana.

¿Por qué? Los Tokoloshe, por supuesto.

Pero, existe la teoría de que al dormir cerca del fuego en sus casas puede haber agotado los niveles de oxígeno y llenado la casa de dióxido de carbono. Como es más pesado que el aire puro, se iría en el fondo de la casa donde la gente dormía. Así, personas aparentemente sanas y a veces familias enteras eran encontradas muertas. Se encontró que habían mucho menos (o inexistentes) casos de muertes en los lugares donde la gente dormía en camas elevadas, por lo que el mito del Tokoloshe fue contado como una historia que alertaba a los que dormían cerca del suelo (y del fuego). Aunque no sea una criatura malévola, lo que mantenía alejados a los Tokoloshe también mantendría alejada a la muerte por el monóxido de carbono.

Entonces…

¿Existen o no los Tokoloshes?

El miedo a los tokoloshe es muy real, con sangomas o médicos brujos zulúes, vendiendo protecciones a lo largo de las carreteras en puestos de venta, medicinas que dicen mantener alejados a los tikoloshe. Y estos artículos pueden ser muy populares. Por ejemplo, en los supermercados puedes encontrar Sal de Tikoloshe, que se dice mantiene a raya al espíritu maligno.

Esta es una leyenda bien conocida en toda África. Ciertamente la creencia en los Tikoloshe es muy real. La gente les teme con un tipo de terror difícil de entender para muchos que confían en los hechos y en la evidencia, sobre las creencias populares. Muchas personas en toda Sudáfrica ni siquiera se atreven a mencionar su nombre, ya que se dice que eso hace que sea invocado; y no trae nada más que problemas y angustias al que pronunció su nombre.