Mitología Griega

Todo sobre la mitología griega

La mitología griega es la colección de leyendas de la religión de la antigua Grecia. Estas historias eran familiares para todos los antiguos griegos y eran la base de sus rituales, así como de su historia.

En la mitología griega, los dioses del panteón eran de forma humana, pero sobre todo eran la personificación de las fuerzas del universo. Aunque algunos de ellos parecían tener un sentido de la justicia, eran mezquinos y resentidos. El favor de los dioses se ganaba con sacrificios y piedad, pero esto no garantizaba nada, de hecho, eran conocidos por sus frecuentes cambios de humor. Su ira era terrible y su amor podía ser igual de peligroso.

El mundo de la mitología griega era bastante complicado: lleno de monstruos, guerras, intrigas y dioses inquisitivos. También hubo héroes que ayudaron a superar estos problemas. Hombres y mujeres son presentados como mucho más grandiosos, a pesar de que los antiguos griegos no hicieron mucha diferencia entre su religión y su historia (comparando, por ejemplo, La Ilíada y La Odisea). Estas creencias pueden ser comparadas con la manera en que, por ejemplo, algunos cristianos creacionistas interpretan literalmente la Biblia como un relato histórico. Los griegos se consideraban descendientes de héroes mitológicos y de su cultura.

El origen de la mitología griega

A pesar de su variedad de creencias y rituales, es posible identificar un conjunto de creencias y prácticas que distinguen a los griegos de los demás. La mitología y la religión griegas clásicas no surgieron completamente del rocoso suelo griego. Eran, en cambio, amalgamas de influencias religiosas de la Creta minoica, Asia Menor y creencias nativas.

En la literatura antigua podemos también encontrar algunas pistas de la procedencia de ciertos aspectos de esta mitología y religión. Alrededor siglo V a.C., el filósofo Pródico de Ceos explicaba el origen de los dioses, presentándolos como personificaciones de elementos de la naturaleza, como tormentas, la luna y el sol, el agua y el fuego. Heródoto, un historiador griego que vivió en el mismo siglo, planteaba que los rituales griegos habían sido heredados de la cultura egipcia.

Así como el cristianismo moderno y el judaísmo han sido significativamente influenciados por la antigua religión griega, los mismos griegos fueron fuertemente influenciados por las culturas que vinieron antes. De estas culturas que preceden a la griega existe escaso o ningún registro sólido para un estudio y un posible trazado de sus orígenes.

La religión y la mitología

Templos religiosos griegos

La antigua práctica religiosa griega, de naturaleza esencialmente conservadora, se basaba en interpretaciones sagradas, muchas de ellas originarias de la Edad de Bronce (3000-1050 a.C.), o incluso antes. Aunque la Ilíada y la Odisea de Homero, que se cree fueron compuesta alrededor del siglo VIII a.C., fueron influencias poderosas en el pensamiento griego, los antiguos griegos no tenían una sola obra guía de las Escrituras como la Torá judía, la Biblia cristiana o el Corán musulmán. Tampoco tenían una casta sacerdotal estricta.

La relación entre los seres humanos y las deidades se basaba en el concepto de intercambio: se esperaba que los dioses y las diosas dieran regalos y favores. Las ofrendas votivas, que han sido excavadas de los santuarios griegos por miles, eran una expresión física de agradecimiento por parte de los adoradores.

Los griegos adoraban en santuarios ubicados, según la naturaleza de la deidad particular, ya sea dentro de la ciudad o en el campo. Un santuario era un espacio sagrado bien definido, generalmente separado por un muro de contención. Este recinto sagrado, también conocido como Témenos, contenía el sien con una imagen monumental de culto de la deidad, un altar al aire libre, estatuas y ofrendas a los dioses, y a menudo características del paisaje como árboles sagrados o manantiales.

Muchos templos se beneficiaron de su entorno natural, lo que ayudó a expresar el carácter de las divinidades. Por ejemplo, el templo en el cabo de Sunión dedicado a Poseidón, dios del mar, ofrece una vista espectacular del agua por tres lados, y el Partenón en la rocosa Acrópolis de Atenas celebra el poder indomable de la diosa Atenea.

El acto ritual central en la antigua Grecia era el sacrificio de animales, especialmente de bueyes, cabras y ovejas. Los sacrificios se realizaban dentro del santuario, generalmente en un altar frente al templo, con los participantes reunidos consumiendo las entrañas y la carne del sacrificio. Las ofrendas líquidas, o libaciones, también eran una practica común.

Dioses de la mitología griega

Dioses de la mitologia griega

Los antiguos griegos eran politeístas, creían en muchos dioses y diosas diferentes. Los griegos creían que estos controlaban todo en sus vidas y en el medio ambiente. Había un dios para cada aspecto de sus vidas. Era importante agradar a los dioses; los dioses felices te ayudaban, pero los dioses molestos te castigaban. Los griegos tenía lugares especiales en sus casas donde podían rezar a los dioses. También había santuarios públicos en todo tipo de lugares donde la gente podía rezar y dejar regalos.

Los dioses de la mitología griega han marcado la historia de los hombres. Incluso hoy, muchas historias cuentan sus hazañas y aventuras. La mitología griega es particularmente rica en cuanto a deidades y seres mitológicos, pero algunos dioses se destacan, como los dioses Olímpicos. 12 dioses principales que moraban en el monte Olimpo.

Dioses de la antigua grecia

Entre los principales dioses de la mitología griega, Zeus es la deidad principal. Padre de hombres y dioses, es el rey del cielo y del Olimpo, y sus relámpagos aterrorizan a sus enemigos. Está casado con Hera, su hermana. Ha engendrado muchos otros dioses, ya sea con su esposa o con sus muchas amantes. En el panteón de los dioses también está el hermano de Zeus, Poseidón, que reina sobre los océanos y cuya ira es terrible. Para un pueblo marinero como el griego, su importancia era enorme.

Hija de Zeus y Metis, Atenea, la diosa de la sabiduría, las artes, la justicia y la guerra, es otra de las figuras más destacadas de la mitología griega. Incluso dio su nombre a la ciudad de Atenas. Hades, hermano de Zeus y dios del inframundo, también jugó un papel muy importante. Sobre los principales dioses de la mitología griega, también podemos mencionar a Ares, el dios de la guerra, Apolo, el dios de la poesía y la música y maestro de las estaciones, Afrodita, la diosa del amor, Hefesto, el dios de los volcanes y el fuego, y Hermes, dios de los vientos, mercaderes y ladrones.

Poseidón era el amo del mar que, con su esposa Anfitrite, estaba a cargo de un grupo de deidades menores como las Nereidas y los Tritones. Deméter, diosa de la agricultura, estaba asociada a la tierra. Hades, un dios importante que no era considerado olímpico, era el maestro del inframundo donde vivía con su esposa, Perséfone. Este mundo subterráneo, donde se localizaban los infiernos, era un lugar oscuro y triste en el centro de la tierra, y poblado por las almas de los muertos.

Aprende Más Sobre Los Dioses Griegos