Dioses germanicos

Wotan era un antiguo dios del cielo germánico. Wotan era conocido como Woden o Wodan por los sajones y más tarde Odín por los nórdicos. Wotan a su vez ostentaba el título de dios de la guerra.

Wotan se convirtió en un dios germánico cada vez más popular, que reemplazó a Ziu llamado así  en antiguo alemán (Tyr para los nórdicos), como dios principal del cielo y dios de la guerra. Odín heredó muchos de los roles y atributos de Wotan, así como los de Ziu (Tyr).

Wotan era particularmente popular entre la clase noble, pero era menos popular entre la clase obrera y los campesinos. La gente del campo tiende a estar más interesada en Donar o Thunor (Thor), el dios del trueno.

Wotan en las diferentes mitologías

Wotan (Odín) era el esposo de la diosa Frija como se le llamaba en el antiguo aleman (Frigg para los nórdicos). En los mitos lombardos, se le llamaba Godan y era el marido de Frea.

Wotan no era sólo el dios de la guerra; era el dios de la victoria en la batalla. La victoria se logró en la batalla, cuando apuntó con su lanza a favor de un ejército sobre otro.

Wotan era muerte y sacrificio de sangre. Los Cimbri, los Heruli y los godos llevan a cabo ritos de sacrificio, apuñalando y quemando a sus víctimas. Esto explicaría los mitos nórdicos posteriores, cuando Odín apuñaló con su lanza y quemó a la diosa Vanir Gullveig tres veces, pero cada vez, la diosa renacía. Este ataque a la diosa, resultó en una guerra entre los Aesir y los Vanir.

Como Odín, Wotan era el dios de la horca. Los Cimbri a veces colgaban a sus cautivos sobre los calderos de bronce, mientras que la sacerdotisa les cortaba el cuello. Estos sacrificios a Wotan serían luego arrojados a lagos sagrados. 

En las leyenda germánicas, del centro de europa, que emanan de las creencias paganas, relatan que el planeta fue fundado por un Dios llamado Wotan o Wodan el cual vivia en Asgard, templo de dioses. El mito cuenta que Wotan se ofrendo por el transcurso de nueve dias  y nueve noches, ahorcandose en un arbol llamado Yggdrasil, acto mediante el cual llego a la luz y logro crear las runas. Wotan a su vez es una divinidad afable pero con otra cara era un despiadado, pues simboliza la humanidad.

Sin embargo, los mitos nórdicos dicen que fue Odín quien se ahorcó para aprender el poder mágico de la poesía y la magia de las runas, pero ya sabemos que la mitología germánica dio pie a la nórdica..

A esta mitología de dioses, seres mitológicos o mágicos y el preciado edén, como fue el Valhalla, acudió el nazismo, como solían hacerlo, interpretando su propia visión de la leyenda, para hacerla los cimientos de su doctrina, y que estos se basaran en raíces europeas fuertes. Tomando así como semejanza las bondades del Dios Wotan para con sus guerreros, el cual a los caídos los llevaba al paraíso, así pues se equiparaba el  Führer con sus soldados.

Wotan en la Alemania Nazi

El Dios Wotan sufrió un gran resurgimiento en la Alemania nacionalsocialista de Hitler. Fue así, que en la completa exitacion de su adolescencia, unos chicos rubios realizaban sacrificios de criaturas suplicando al Dios Wotan la resurrección en la batalla. Seguramente por el carácter barbárico, explosivo y antiguo que representa a Wotan, el cual fue desplazado por siglos y que resurgiera en la época de Hitler con la implicación que conlleva tales característica negativas.