Mitología Germánica o Alemana

Mitología germánica

La fuente o el origen moderno de esta mitología parte de la misma que la nórdica, es decir de los cuentos verbales de boca a boca que luego se plasmaron en forma de Eddas como la Edda Poética y la Edda Sædmund. Allí comienza la controversia:

Cuando se habla de mitología germana hoy en día, existe una gran confusión con la mitología nórdica. En el siglo XIX, los investigadores encontraban muy escasas diferencias entre la mitología escandinava (nórdica) y la de los antepasados alemanes, al punto que se trataba de ambas como “mitología alemana” como se evidencia en el título del libro de Jacob Grimm de 1835. 

La designación de cualquier mitología germánica como “alemana” llegó a principios del siglo XX hasta el período nazi a que toda esta mitología fuera considerada como una especie de religión de los “alemanes” antes de la introducción del cristianismo.

Esto sucedió a pesar de que la mayoría de los alemanes del sur se hicieron cristianos entre los siglos V y VIII, pero los escandinavos sólo se hicieron cristianos en los siglos X y XI. Además, las teorías menos maduras del siglo XIX, encontraron en Richard Wagner una increíble difusión en sus óperas, recibieron una vida propia sobre el escenario de la ópera, que ya no tenía casi nada que ver con las fuentes reales de la época pagana.

Todo esto fue originando muchos errores y confusiones, que fueron reforzados por la investigación científica popular de las décadas de 1920 y 1930, que fue fuertemente promovida por los nazis como una investigación sobre una “religión genuinamente germánica”. 

Después de la Segunda Guerra Mundial, el estudio de la mitología germánica y escandinava no estaba muy extendido, ya que la adopción de los científicos y políticos nacionalsocialistas le había valido una mala reputación. 

Salvo algunas excepciones, no fue hasta los años ochenta que los investigadores y artistas volvieron a tratar el tema de la mitología germánica, y se llamó la atención sobre las grandes diferencias temporales y regionales. 

Sin embargo, estas diferencias no son realmente sorprendentes cuando se considera que ciertas ideas y la creencia en ciertos dioses germánicos se expresaron en el período comprendido entre 500 a.C. y 1000 d.C. aproximadamente. 

Tales diferencias  afectan a los dioses mismos, en las investigaciones se describe un Dios (tribal) Saxnot sólo de los sajones, y de Loki fuera de Escandinavia en absoluto. Lo mismo ocurre con los lugares de culto en los páramos, los templos o las bebidas alcohólicas festivas en las enormes salas vikingas, y también las costumbres de entierro a menudo difieren de manera fundamental. 

De estas investigaciones podemos concluir lo siguiente:

La mitología nórdica es germánica, pero la mitología germánica no es nórdica. La mitología nórdica es una rama de la mitología germánica, pero la mitología germánica no puede considerarse nórdica porque los nórdicos desarrollaron su fe con el tiempo, mientras que sus parientes (germanos) se convirtieron al cristianismo muy pronto en comparación. Así, algunas prácticas sólo podían ser conocidas por los escandinavos y no por los germanos (como es el caso de algunas deidades que sólo se conocen en ciertas tribus). Pero estas dos mitologías tienen mucho en común.

Dioses de la mitología germánica

Dioses germanicos

Según el mitólogo alemán Jacob Grimm, creador el libro “Deutsche Mythologie”(Mitología alemana)  Los nombres de los dioses germánicos eran los siguientes:

  • Wotan (Odin)
  • Donar (Thor)
  • Ziu (Tyr)
  • Baldur (Balder)
  • Heimdall
  • Loki
  • Frigg
  • Freyja

Seres o criaturas mitológicas germánicas

Rübezahl espiritu de las montañas

Las criaturas germánicas son algunas de las figuras más antiguas y monstruosas que los humanos encontraron en el pasado. La palabra “germánico” dada a estas monstruosas figuras no significa que pertenecieran a la tierra de Alemania. Antiguamente, Alemania no existía, por lo que esta palabra se refiere a los nativos de Europa Occidental (holandeses, ingleses, alemanes, nórdicos, etc.). Las siguientes son algunas de estas criaturas germánicas legendarias más populares:

  • Rübezahl
  • Knecht Ruprecht
  • Erdhenne
  • Nachzehrer
  • Shellycoat